Villa Elisa

Villa Elisa fue fundada en 1890 por Hector de Elia. Forma parte de un proceso que transformaría profundamente la esencia Argentina, el fenómeno inmigratorio. Tres o cuatro corrientes bien definidas constituyeron prácticamente el total de la población de la Colonia original: piamonteses (italianos de la región del Piemonte), Valesanos (suizos provenientes del Cantón de Valais), Saboyanos (franceses provenientes a la parte francesa – a la fecha de fundación de Villa Elisa- recientemente escindido Reino de Saboya) y Vascos (provenientes de la parte española).

Considerada la “ciudad jardin” por sus generosos espacios verdes, sus amplias avenidas, sus flores, su higiene urbana y la hospitalidad del elisense que lo hacen sentir en un clima amigable, agradable, de descanso y tranquilidad. La principales actividades productivas de la cuidad son la actividad agrícola y ganadera, el turismo y la avicultura las cuales constituyen la principal fuente generadora de recursos económicos para la ciudad. La actividad turística se ha incorporado recientemente a la economía local, a partir de la habilitación del Complejo de Aguas Termales a fines de 1999, y ha experimentado un amplio crecimiento, estimándose que en la actualidad ocupa un lugar privilegiado en la generación de ingresos financieros y ocupación de mano de obra.

Complejo Termal de Villa Elisa

Su predio de 41 has. se ubica a sólo 4 Km. de la ciudad de Villa Elisa. En el Complejo se distinguen distintos sec-tores de acuerdo a los servicios que se prestan, de los cuales se destaca el de piscinas, donde está situado el pozo termal, la infraestructura y servicios necesarios para la explotación del recurso. El predio es atravesado por la cañada del Zorro, sobre cuyo cauce se construyó un lago artificial de 4,5 has.

El pozo termal tiene una profundidad de 1.036 metros. Las aguas han sido clasificadas, de acuerdo a sus propiedades químicas como cloruradas sulfatadas sódicas, estrónicas, radónicas, de fuerte mineralización. La tempera-tura en boca de pozo es de 40ºC. El tiempo aconsejable de permanencia en el agua es de 15 a 20 minutos, salir tomar líquido y así se vuelve a repetir el proceso.

Piscinas: Actualmente se cuenta con seis piscinas, de diferentes temperaturas, profundidades y usos. Dos son de uso pasi-vo exclusivo para mayores, con bancos en el área periférica para permanecer sentados, una de ellas semicubierta con chorros para las cervicales, sanitarios y vestidores en su interior, ambas con hidrojets en los laterales. Temperatura aproximada 37º C/38ºC. Otra es de uso recreativo, también semicubierta, donde los chicos pueden ingresar acompañados de mayores, temperatura aproximada 35ºC-36ºC. Hay tres piscinas para chiquitos con profundidades de 0,30 a 0.80 metros. Temperatura aproximada 35ºC. La piscina nº 5 (forma de Y) tiene un espejo de agua de 270 metros cuadrados, es de uso recreativo, y su temperatura no es mayor a los 32ºC, en esta se mezcla mediante un sistema de filtrado el agua termal con agua dulce, por su función exclusivamente recreativa.

Piscina con olas: Por ser ésta una piscina de uso recreativo el agua utilizada en la misma puede ser fría dulce, proveniente de un pozo no muy profundo, o termal reciclada, a la que se le realiza un proceso de filtrado y sanitizado. En uno de sus laterales cuenta con una pequeña piscina circular en la que funcionan cuatro duchones, con agua a presión, ideales para masajes de espalda. En época de bajas temperaturas solo funciona de viernes a domingo si las condiciones climáticas lo permiten, con agua a temperatura ambiente.

Gastronomía: Restaurante y Parrilla, Confitería y Snack Bar.

Alojamientos: Actualmente hay 101 Bungalows habilitados con capacidad de 2 a 6 personas, un Hotel con treinta y tres habitaciones; y un sector de Camping para carpas y un playón para casillas rodantes y/o motor homes.

Deportes: el complejo cuenta con un campo de Golf de 9 hoyos y 2 canchas de tenis de polvo de ladrillo.

Velissa Spa Termal: es el primer spa lúdico termal del litoral argentino. En un espacio de relajación y de confort, siguien-do los más modernos lineamientos del Wellness, concepto que busca la integración de la salud psíquica, física y emo-cional, y el incuestionable valor agregado del agua termal. Un menú de tratamientos estéticos, anti-age, descontracturantes, revitalizantes y programas especiales.

Playas

Vinculada en su existencia misma a destinos playeros, Villa Elisa no recibe las caricias mojadas del río Uruguay ni encuentra en su extensión costas de arenas blancas; pero sí tiene un espléndido balneario de arroyo.

El arroyo “Perucho Verne” es un curso de agua de poca profundidad, surtido por agua de lluvias y vertientes naturales, que cruza en cercanías a la ciudad de Villa Elisa y la engalana con la frescura de un espacio dividido a la mitad, para recreación por un lado de la familia y por otro de los jóvenes campamentistas.

Es el Balneario Camping Municipal Rocha, un terreno sombreado de naturaleza, habilitado en dos sectores por un pintoresco puentecito, amenizado por una cascada y divertidos chorros de agua, encantado por una pequeña represita que engalana el correr de las aguas claras. Mesas, bancos y parrillas situados en lo alto, a ambos lados del arroyito; proveeduría y hamacas en el área familiar; complejos sanitarios con duchas en cada sector; posibilidad de mojarrear y practicar pesca menor, actividad en la que se prenden con apasionamiento los más chicos; arenales limpios en los que tenderse bajo el sol; completan los servicios y atractivos.

Para llegar a Lo de Rocha, se parte de Villa Elisa por Av. Mitre, siguiendo la cartelería indicativa hacia las afueras de la ciudad; para luego doblar a la derecha por Ruta 130. Desde allí, y tras 12Km. -10Km por ruta y 2Km. hacia adentro por camino de ripio fácilmente transitable-, se accede a la propuesta bañista del lugar.